lunes, 9 de febrero de 2009

Mi tiempo


Mi tiempo se para cuando estás a mi lado
me olvido de los temores de no volver a verte,
mis miedos, mis sinsabores,
nada importa si te tengo conmigo,
y te quiero como a un amante,
cuando antes sólo fuiste un amigo,
amigo amante,
amante amigo,
llenándome en la noche mi lecho vacío
bordeo las esquinas de tu cuerpo desnudo,
me pierdo entre tus fuerzas ardientes
y tus manos que siguen sus ganas
encadenan mil caricias,
desprenden el calor del deseo
causando placeres que desbordan los sentidos,
sabiendo como amarnos,
amándonos sin cadenas
como la libertad que siente el viento.
Eres sembrador de sentimientos
que llenan los corazones,
sabes amar, sabes vivir,
no hay tiempo que se te escape de las manos,
ni se pierde entre tus sentidos
porque estan al abrigo de dulces momentos
que se vueleven infinitos.
Vuelve tus ojos hacia los mios,
mira lo mismo que yo,
penétrame con tus deseos
que sienten a tu lado inquietos
y seamos uno los dos.

2 comentarios:

Desvanecerse dijo...

El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza. (Marilyn Monroe)
Una historia febril que mas parece vivida.
Preciosa
Saludos

Elwimg dijo...

Amar con esa fuerza, entregarse por completo en el juego de los amantes, Amantes del verbo Amar...


Preciosa.