lunes, 23 de marzo de 2009

En tu cárcel


El la cárcel de tu amor estoy encerrada,
cumpliendo la condena de amarte,
la llave está en el fondo de tu corazón,
al que me tendré que acoger,
quieres que se derritan esos barrotes
que se interponen entre los dos,
pero sólo existen en tu mente
porque no hay ninguna razón,
o nó sabes que me gusta
ser tu prisionera, ser la dueña de tu amor,
y con gusto
cumpliré esa condena
no quiero
salir de tu corazón.


3 comentarios:

Elwimg dijo...

Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única.

Jorge Luis Borges

Es mejor amar encadenado a un corazón a no tener cadenas ni tampoco amor...

Muy bonita...

Besazo.

Gabriel dijo...

Cadenas sueltas
rejas abiertas
dulce condena
cuando se ama
nada te atrapa
seguirás siendo libre
volando en el alma enamorada
entre espinas y esperanzas!

Un beso.

Desvanecerse dijo...

Nadie conoce mejor la libertad que el eslabón de una cadena.
Besotes